lunes, 6 de agosto de 2012

Irse a negro

Cuando estás en la oscuridad te sientes con el derecho a decidir lo que de verdad (y realmente) sientes. Es cuestión de sentir para mí. Es cuando te das cuenta, en una milésima de segundo, de que tu decisión es única y distinta a la de todos los demás. Estar junto a alguien por 2 años es un gran reto. Pero nunca se está completamente bien, ya sea por que eres tan diferente al otro o por que eres tan similar al otro. Sin duda el segundo es quien más tiempo se queda contigo. Ya sea por la similitud o por la mínima diferencia que existe entre los dos. Sí, ese es el otro. Alguien con quien puedes compartir pero nunca llegar a un acuerdo tan profundo. Siempre existirán las diferencias, lástima no poder pensar que sí se puede llegar a vivir más de una milésima de segundo una experiencia junto a otra persona igual que tú. No es que sea pesimista, esa palabra se me hace imposible. Es sólo que el otro me necesita ser diferente.
Cuesta llevar una relación, y me entristece pensar en esto. ¿De verdad estoy sólo?



1 comentario: